Moda y cine: vestuarios icónicos en producciones cinematográficas

El cine, así como la música, es uno de los medios más influyentes para transmitir una idea a la sociedad. La moda juega un rol importante, pues se convierte en una herramienta para complementar a los personajes y comunicar un concepto. Cada vestuario envía mensajes mediante detalles cuidadosamente pensados para que tu mente procese el personaje.

Estas son películas y series que dejaron una huella a través de sus decisiones de estilismo.

Sabrina (1954)

El filme Sabrina nos lleva a la década de los 50 con la presencia de the one and only, Audrey Hepburn. No hablamos solo de una estrella del cine, sino también un ícono de la moda que impactó en determinadas ocasiones. El diseñador francés Hubert Givenchy fue en parte responsable de posicionar a la actriz como tal gracias a sus creaciones atemporales para la película Sabrina.

Acudir a aquel diseñador fue una iniciativa de la actriz misma, quien insistía en usar sus prendas. Utilizó tres vestidos de su colección primavera/verano del 53 y así fue como estos pasaron a la historia.

Pretty woman (1990)

La actriz Julia Roberts nos brindó uno de los personajes más recordados en la historia del cine, sobretodo para los amantes de la moda. Hace 31 años desde que esta atípica historia de amor batió récord en taquillas y lo que sigue siendo fuente de inspiración para muchos son los increíbles vestuarios creados por Marilyn Vance. La misma no sólo se encargó del estilismo, sino también del diseño y tejidos.

Lo más interesante fue ver a través de la historia la transformación de Vivian (Julia Roberts) mientras se adentraba al mundo de la alta sociedad. El vestuario fue el hilo conductor que nos llevó de una escena a otra. Desde el traje de prostituta hasta el vestido rojo escarlata off-shoulder, acompañado de un collar de oro blanco valorado en 250,000 dólares (El mismo estuvo custodiado de principio a fin por un seguridad de la firma Fred Joaillier)

Cabe destacar que uno de los looks que incluia el vestido marrón de lunares blancos se convirtió en el modelo más vendido de las tiendas Zara y Mango en el verano del 2018.

Clueless (1995)

El traje amarillo de Clueless que todavía a la fecha muchos reecuerdan fue elegido por Mona May, la creadora de vestuarios de la película. El filme que nos hace repetir “As if” una y otra vez causó sensación por el increíble estilismo que transmitía a la perfección la esencia de cada personaje.

En aquella época, donde el estilo grunge predominaba, la estilista se enfocó en traer una vibra refrescante, divertida y femenina.

A pesar de contar con un presupuesto ajustado logró crear 60 atuendos para la protagonista, los cuales fueron considerados como legendarios. 50 más para su mejor amiga Dionne y 40 para la nueva chica Tai.

Sex and the city (1998)

Seis temporadas y dos películas fueron más que suficientes para reconocer el gran trabajo de Patricia Field, diseñadora de vestuarios de Sex and the city. Carrie Bradshaw, Charlotte York, Samantha Jones y Miranda Hobbes nos dieron las mejores lecciones de estilo mientras conquistaban las calles de New York.

“Nueva York era mi paleta de colores, pero realmente nunca hice una conexión consciente entre la ciudad y el vestuario. Era más algo como, ‘Esto se ve bien, esto se ve como el personaje’. No intenté ir más allá” expresó Field. También admitió que para la segunda temporada conseguir las prendas se hizo más fácil pues muchos diseñadores querían aparecer en ella.

Fun fact, ninguno de los personajes repite atuendo en la serie. Increíble al ver tantas combinaciones ir y venir, pero cierto. Cada outfit era único e irrepetible, lo cual hizo la serie tanto como la película aún más valiosas.

El vestido de novia de Carrie Bradshaw, a pesar de su breve aparición conquistó a muchas. Se trata de una pieza creada por la diseñadora Vivienne Westwood, quien diez años más tarde lanzó una colección inspirada en este vestido.

Gossip Girl

Gossip Girl coincide en 3 cosas con Sex and the city, amistad, moda y las calles de New York como la pasarela principal. Una de las características más llamativas del vestuario seleccionado es el atrevimiento a la hora de combinar estampados y utilizar colores. Eric Daman no fue tímido en sus decisiones y gracias a esto el show se convirtió en referente de estilo. El mismo también participó en el estilismo de Sex and The City. ¿Difícil de creer? no creo.

Todo lo que puedes imaginar existe, y ya lo han usado Blair Waldorf y Serena Van Der Woodsen. Cada personaje tenía su estilo definido pero esto nunca fue una limitante a la hora de crear variaciones. Desde atuendos del día a día hasta los trajes más elegantes a la hora de asistir a las actividades sociales posicionaron a estos personajes ficticios como íconos en la moda.

Te puede interesar

La influencia de TikTok en la industria de la música
Total
16
Acciones
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticia anterior

La moda Otaku en Latinoamérica

Next Post

Los mejores momentos de los Premios Soberano 2021

Noticias Relacionadas