Documentales con el sello “hecho en República Dominicana”

Lo diremos hasta el cansancio, los documentales viven su apogeo en la actualidad, y los que llevan el sello “hecho en República Dominicana” solo demuestran que el género está más vivo, y son más emocionante que nunca. Son versátiles, dinámicos y capaces de enseñarnos todo eso a lo que nuestra mirada no alcanza, desde problemáticas ambientales, vidas públicas hasta lugares únicos que difícilmente conseguiremos explorar con nuestros medios.

Adoramos los documentales porque reflexionan, y nos hacen reflexionar con ellos, en formatos tan cinematográficos como el mejor de los thrillers de acción. La frase “la realidad supera la ficción” cobra sentido con los documentales, pero como la no ficción es un terreno que tristemente pasa algo inadvertido frente a otros tipos de producciones, hemos decidido confeccionar esta lista con algunos de los filmes más destacables dentro del género en el país.

Price Of Sugar – 2007 

Si bien no es de productores dominicanos, no quisimos limitarnos. Esta obra reseñada por The New York Times, está narrada en tonos tranquilos y ásperos por Paul Newman. Tal como describen desde el artículo, como la mayoría de las polémicas documentales, simplifica los problemas a los que se enfrenta y selecciona hechos que refuerzan su visión en blanco y negro, héroes y villanos del poder económico puro.

Así mismo, la describieron como un documental desgarrador. Acerca de la trama, es sobre los casi 20.000 haitianos traídos anualmente a trabajar por bajos salarios en las plantaciones de azúcar en la República Dominicana.

La historia transcurre en 1997, cuando consternado por la difícil situación, el sacerdote católico Christopher Hartley comienza a abogar por mejorar sus condiciones laborales. Como misionero en una parroquia rural, Hartley ofrece atención médica y organiza una huelga, situación que enfurecen a los ricos propietarios de las plantaciones, quienes avivan el odio de los dominicanos contra los haitianos que sienten que les están quitando el trabajo.

Esta obra fue nominada a los NAACP Image Award al Mejor Documental y fue dirigida por Bill Haney, escrito (en inglés y español, con subtítulos en inglés) por el Sr. Haney y Peter Rhodes, narrado por Paul Newman. Los directores de fotografía fueron Eric Cochran y Jerry Risius y estuvo editado por el Sr. Rhodes con música de Claudio Ragazzi y producido por Eric Grunebaum y Mr. Haney.

En República Dominicana está lo que se conoce como la Asociación Dominicana de Documentalistas, un colectivo de cineastas que crean obras cinematográficas desde la realidad como una herramienta para observar, evidenciar, reflexionar e incidir en la realidad que nos rodea: la dominicana, la quisqueyana, la caribeña, la latinoamericana y la de más allá de los océanos. 

Mujeres extraordinarias, mujeres en el tiempo, mujeres sin tiempo – 2009

Esta magnifica obra honra la vida de Gladys Gutierrez, Sina Cabral, Dedé Mirabal, Mary  Marranzini, Josefina Padilla e Ivelisse Prats. Hablamos de un documental acerca de unas extraordinarias dominicanas, realizado por una. En persona de Yildalina Tatem Brache estuvo la autoría y dirección  de Mujeres extraordinarias, que narra sus trayectorias de vida, así como a las adversidades a las que tuvieron que enfrentarse en el plano personal, político y social, por sus firmes ideales.

Originalmente, lo que comenzó en el 2006 como libro acerca de 12 mujeres, terminó siendo una película para que así alcanzara un público más amplio. Así se redujo el número de mujeres a 6 y en diciembre de 2008, fue dado el permiso para iniciar.

En la producción estuvieron Frank Durán y Masita Post Media en la fotografía, edición y musicalización. El Guión fue  realizado por Yildalina Tatem Brache, mientras que la narración es de Rosaflor Tatem. Henry Valera se encargó del sonido y Egdar Castillo Tatem desempeño en la labor de asistente de dirección.

República del Color – 2015

Este documental del director de cine Héctor Manuel Valdez es sobre las artes plásticas en República Dominicana. Este trabajo, escrito por la laureada escritora Chiqui Vicioso, se narra a través de coloquios entre respetadas figuras de la plástica dominicana, expertos restauradores e historiadores de la materia.

Te podría interesar:

Lo mejor del cineasta Héctor Manuel Valdez

Como un país catalogado como colorido, este documental retrata nuestra viva esencia en 73 minutos de duración. Fue grabado en el país, en España y Francia y contó con la investigación de Danilo de los Santos, la producción general de Héctor Ulises Montás, la producción ejecutiva de Fior de Valdez, y la coordinación de Mary Loly de Severino.

Frankie Báez dirigió la fotografía y Matías Canelson tuvo a su cargo la edición. En esta producción intervienen artistas y críticos de arte como Fernando Peña Defilló, Jorge Severino, Orlando Menicucci, José García Cordero, José Cesteros, José Miura, y Radhamés Mejía, Marianne de Tolentino, Mirna Guerrero y Delia Blanco, entre otros.

Clic aquí, para ver: República del Color (2015) – English Subtitles from Héctor Valdez on Vimeo.

Desde 2014 hasta 2018 el Estado apoyó la realización de 14 documentales bajo el amparo de la Ley de Cine.

Yo soy la salsa – 2016

El documental dominicano Yo soy la salsa, producido por Andres Vanderhorst, y dirigido por Manuel Villalona, fue en homenaje al destacado director de la orquesta Fania All Stars Johnny Pacheco, y cuenta la historia de grandes momentos que ha vivido el dominicano a lo largo de su trayectoria.

Este documental cuenta con la actuación del actor dominicano Danilo Reynoso, quien encarna a Pacheco en la década de los 70’s, cuando recién inaugura La Fania. Esta producción incluyendo testimonios de salseros de gran altura como José Alberto “El Canario”, Rubén Blades, Ismael Miranda, Isidro Infante, Eddie Montalvo, Marc Anthony, Oscar de León, Milly Quezada, Papo Lucas, Bobby Valentín y Willie Colón e incluso del Cheo Feliciano, quienes relatan la historia de la salsa con Johnny Pacheco como protagonista.

Esta disponible en Amazon

Te podría interesar:

Entrevista a Danilo Reynoso

Muerte por mil corte – 2016

Si no lo habrán notado, hemos pasado de problemas sociales, a cultura en general e incluso por personalidades, y ahora pasamos a cuestiones medioambientales. De todo un poco. Death by a Thousand Cuts o Muerte por mil cortes, es una película documental que trata sobre las consecuencias de la deforestación y cómo los árboles de la frontera dominicana son cortados de manera ilegal para hacer carbón y vendidos por sacos en Haití.

Si bien fue dado a conocer en el 2016, el proyecto comenzó casi cuatro años antes con algunas investigaciones preliminares. Durante la realización, el equipo de producción viajó a través de lo que definieron como: la “ruta del carbón”, llevándolos a ambos lados de la frontera domínico-haitiana.

La cinta pone en evidencia cómo los árboles de la Sierra de Bahoruco, durante los últimos años, fueron desapareciendo producto de la actividad ilegal.

Caribbean Fantasy – 2016

Con la dirección de Johanné Goméz, Caribbean Fantasy, documental que ganó el premio como Mejor Documental Corto en edición No. 38 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, es una de las obras dentro del género más destacadas a nivel nacional.

Sinopsis:

El río Ozama atraviesa la ciudad de Santo Domingo; es el más importante, pero también el más contaminado. En sus orillas habita el lumpen. Como un caronte moderno, Ruddy cruza de un lado a otro transportando pasajeros. Los remos se han convertido en una extensión de sus brazos. Dos veces por semana tiene encuentros furtivos con su novia, una mujer religiosa. Durante el rodaje del documental, la pareja cuestiona su relación, marcada por la pobreza. Son el reflejo de una sociedad corroída.

Puedes verla aquí, o en Prime Video de Amazon

Isla de plástico – 2019

Otra obra de culto dentro del género en la República Dominicana, Isla de plástico es una producción de los cineastas José María Cabral y Nashla Bogaert que arroja luz acerca del destino de nuestra basura y concentra su atención en el plástico que desechamos en toda la isla, aportando asimismo una perspectiva local de un problema global. Muestra el daño y aborda soluciones que pueden aliviar nuestra situación ambiental.

En su rodaje se hizo un recorrido por toda la isla, incluyendo locaciones como Laguna de Oviedo, Los Haitises, Santiago, Santo Domingo, San José de las Matas, Samaná, Isla Saona, Río Ozama, Haina, Haití, entre otros.

Puedes verlo aquí

No podríamos concluir esta lista sin hacer mención a documentales dominicanos como Nana, de la cineasta Tatiana Fernández Geara, Camino a Higüey, del director Abi Alberto, El Sitio de los Sitios, o el cortometraje A la deriva el cual ganó un premio en el Rhode Island International Film Festival, pero si quieres saber acerca de los cortometrajes, como por ejemplo el de Liborio (2017), de Oscar Pérez…

Te podría interesar:

Cortometrajes en República Dominicana

Total
0
Acciones
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticia anterior

Globos de Oro 2021: películas y series ganadoras (o no) que debes ver ya

Next Post

Un repaso musical década a década: 70 años de buena música

Noticias Relacionadas