4 películas que marcaron a la Generación X

La Generación X se vio representada en filmes como Reality Bites o Slaker. Acompáñanos a conocer cuáles otras causaron un impacto en ellos.
Reality bites, pel{icula de la generación X

El sello ‘Generación X’ surgió en 1991 con el lanzamiento de la novela de Douglas Coupland, Generación X: Cuentos para una cultura acelerada

El mundo cinematográfico busca su inspiración en la vida cotidiana, incluso, puede llegar a realizar bosquejos casi perfectos de una realidad. En esta ocasión, quisimos traer al presente varias películas que dejaron huella en la generación X.

Hoy en día, este grupo de personas atraviesa su quinta y sexta década de vida, pero durante sus años mozos tuvieron ciertas particularidades que los llevó a ser nombrados como la generación “perdida”, “Peter Pan”, hasta, “MTV” por el canal de música.

El sentimiento de desconocer lo que el futuro depara, retratos de personas normales y el fuerte vínculo entre ellas, son puntos comunes entre las fílmicas a continuación. 

The Breakfast Club o El Club de los Cinco, 1985

La cinta del afamado director John Hughes describe cómo 5 jóvenes, con estereotipos muy marcados, se vuelven amigos tras pasar todo un sábado castigados en la biblioteca de su escuela.

En un primer momento, sus diferencias hacen milla entre ellos, pero conforme pasan las horas, se dan cuenta que poseen los mismos miedos, inseguridades y conflictos familiares. Por esta razón, la grabación influyó sobremanera en los adolescentes: se vieron representados como nunca antes.

Quienes “veían “The Breakfast Club” se vieron a sí mismos en al menos uno de los personajes. Respondieron a la película porque demostraba que otros habían resistido el dolor y la angustia de la mayoría de edad”. 

Amir Abou-Jaoude, Stanford Daily
 The Breakfast Club representa a la generación X
Escena The Breackfast Club. Fuente externa

Slacker, 1990

El largometraje Slackers muestra la realidad de numerosas personas corrientes en un día normal en Austin, Texas. Sin estructura o una trama específica, su director, Richard Linklater, revela cómo era la juventud de los años 90. 

La fílmica “no  es  realista,  es  una hipérbole  de  aquello  en  lo  que  se  han  convertido  los  jóvenes”, expone el catedrático Daniel Vela-Valldecabres de la Universidad Complutense de Madrid en su investigación Prolegómenos de la Generación X.

“El  conjunto  resulta  una  película atípica de radiografía, de fragmentos de una juventud  pasota  hasta  el  extremo.  El  mismo  título dice  mucho,  porque  ‘slacker’  significa  “persona que  elude  obligaciones  y  responsabilidades”,  es algo así como “gandul” o “zángano”, añade el experto.

“La soberbia sátira de Linklater salta de persona a persona y de viñeta en viñeta. Un patrón de hastío, absurdo, espacio e inteligencia mal dirigida surge, mientras la película explora este mundo extraño pero familiar. La experiencia es divertida, surrealista y extraña”.

Desson Howe, Washington Post.
Escena Slacker. Fuente externa.

Singles o Vida de Solteros, 1992

El filme presenta a un grupo de veinteañeros y su ferviente deseo de tener empleo y una pareja estable. Todos residen en el mismo bloque de apartamentos y desarrollan su vida en el ambiente musical del Seattle de la época.

Su director, Cameron Crowe – un baby boomer – describió su obra como “una historia de personas solteras desconectadas que se abren camino, formando su propia familia tácita”, pero insiste en que nunca se propuso definir una generación, explica el medio BBC.

Además de presentar historias empáticas, Singles, sirve como vitrina al género musical del momento, el Grunge. Incluso, destaca por los múltiples cameos a personalidades como Tim Burton, Victor Garber, Paul Giamatti, Jeremy Piven y Eric Stoltz, al igual que miembros de Alice in Chains interpretando “It Ain’t Like That” y “Would?” en una escena de un bar.

“Es como un catálogo de todo lo que Crowe tenía para ofrecer a principios de la década de 1990, desde evocaciones detalladas del lugar y el tiempo hasta los pronunciamientos de los personajes sobre la cultura popular”.

Noel Murray, The Dissolve.
Escena Singles. Fuente externa

Reality Bites o Pedazos de Realidad/La Realidad Muerde, 1994

Tras su salida de la universidad, la protagonista del rodaje, Lelaina Pierce, se encarga de documentar la vida cotidiana de sus amigos y sus expectativas frente al futuro. Sin dudas, la película de Ben Stiller es una alegoría a la constante búsqueda de identidad de la juventud del momento.

“El filme estaba pensado para enfocarse en los problemas que enfrentan un grupo de graduados de la universidad ante una economía de recesión. (…), -sin embargo- las situaciones que enfrenta Lelaina y sus amigos son un retrato de la Generación X que se reflejan completamente en el título de la película”.

Revista Grazia.

No obstante, durante su estreno, Reality Bites tuvo poca acogida por parte del público y la crítica. Por ejemplo, en 1994, el diario El País le hizo la siguiente crítica:

“Lo que se pretende ‘manifiesto generacional’ termina siendo sólo otro filme más, prisionero de las normas del género y del happy end de rigor”. 

Reality bites, película que representa a la generación X
Escena Reality Bites. Fuente externa

Lo que hizo que la juventud de los noventa se sintiera tan atraída a estas 4 piezas cinematográficas es la manera tan realista en la que se vieron reflejados. Gracias a eso, con el paso de los años se convirtieron en referentes de la misma. ¿Las has visto? Si es así, déjanos saber cuál fue tu impresión sobre ellas.

Te pudiera interesar: 4 Películas que resultaron mejor que el libro

Total
0
Acciones
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticia anterior

The Change, haciendo música desde el alma

Next Post

Si te gustó El Juego del Calamar, estas series son para ti

Noticias Relacionadas