Los años dorados de la radio dominicana

Si bien la radio como medio de comunicación hoy en día no posee un explosivo auge y proliferación como la Internet, debido a la diferencia de épocas, esto no quiere decir que en su momento no significó una gran zancada para la humanidad en varios sentidos, incluyendo en cómo nos comunicábamos y entretuvimos. Nuestro país no fue exento.

Te puede interesar:

Representantes del rock dominicano y su trayectoria en la música

Como todo lo nuevo y en desarrollo, la radio tuvo una época dorada o golden era en la República Dominicana. Cada día, programas radiales de diferentes géneros deleitaban y entretenían el oído del pueblo dominicano.

Nos estamos refiriendo a las décadas comprendidas entre los 50 y 80.

Los inicios de la radio dominicana

La primera emisora de radio de la República Dominicana fue HIH (HI por el prefijo internacional Hispaniola y la H por Hatton) y surgió en el año de 1924 como resultado de la iniciativa de curiosos jóvenes dominicanos liderados por Frank Hatton. Juntos, ensamblaron las piezas de radiolas y un pequeño transmisor de Amplitud Modulada (AM) de diez vatios dejados por las tropas de la ocupación norteamericana de 1916, y esto dio inicio a la primera señal de broadcasting del país.

La era dorada de la información

En las décadas comprendidas entre los 60, 70, 80 y 90, las fuentes de información del pueblo dominicano eran los programas Radio Mil Informando, Noti Tiempo, Noticiario Popular, Radio Cristal, con su Cadena Informativa, y Clarín Informativo.

Estos contaban con equipos de capacitados reporteros que estaban en las calles buscando la noticia y cuando la esta era de importancia, era transmitida en vivo y directo, desde el lugar de los hechos, mediante una unidad móvil a través de una línea telefónica.

Hoy, esos noticiarios ya desaparecidos, están en el “baúl” de los recuerdos de quienes vivieron tan romántica etapa del periodismo radial en República Dominicana.

Carlos Nina Gómez, periodista del periódico El Caribe.

No podemos dejar de mencionar a Radio Guarachita. Inició sus operaciones el 14 de febrero de 1964, fundada por el fenecido locutor Radhamés Aracena. Su programación incluía saludos, cartas, llamadas telefónicas y telegramas leídos por el grupo de locutores. Pero, el servicio público era el más solicitado por la ciudadanía que enviaba sus mensajes a los familiares de forma gratuita sobre algún hecho sucedido o para informarles de alguna noticia que era importante.

Fachada de Radio Guarachita. Fuente: HIZ Radio.

También se caracterizaba por la música que colocaba, especialmente las bachatas y merengues típicos. Transmitía programas especiales como Los merengues de las 7:30, que eran de la preferencia del público en la zona rural y sectores periféricos del Distrito Nacional.

La radio dominicana también era romántica

No todo eran noticias. El romance también tenía su spotlight dentro de la radio dominicana. Estos programas románticos, transmitidos a través de la desaparecida frecuencia de amplitud modulada (A.M.), contaban con una audiencia masiva.


Los locutores que trabajaban en esos espacios, específicamente en los años 1970 y 1980, eran líderes y hasta cierto punto, ¡playboys! ¿Por qué? Pues, en la cultura popular se comenta que las muchachas, entre las edades de los 15 y 20 años, se “desvivían” por ellos y sus llamadas telefónicas eran frecuentes. Algunas eran de esta naturaleza:

“Oye, tu voz es muy linda. Compláceme con la canción ‘Así’, de Sandro”…


¿En cuáles programas pasaba esto? El veterano locutor y periodista, Carlos Nina Gómez, expresa que tenían audiencia asegurada y la atención radiofónica de cientos de miles de radioescuchas programas como Voces internacionales (Radio Mil); México en la mañana —con canciones rancheras del México Lindo, interpretadas por íconos como Miguel Aceves Mejía, Pedro Infante, Jorge Negrete; los hermanos Luis y Tony Aguilar, La Tariácuri Amalia Mendoza— que transmitía La Voz del Trópico; Pídalo hoy y escúchelo mañana (de Radio Mil) y Tócalo tú mismo, de Radio Popular.

La radio hoy

La radio no ha desaparecido en su totalidad. A consecuencia de la globalización y los avances tecnológicos, el formato ha cambiado. Hoy contamos con plataformas digitales donde se transmiten programas, podcasts; las emisoras radiales del país cuentan con su contraparte digital en páginas web, con la finalidad de llegar a más personas.

Ese siempre ha sido el propósito de este medio, desde sus inicios.

Total
0
Acciones
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticia anterior

Documentales que tienes que ver sí o sí este 2021

Next Post

Reseña: To all the Boys: Always and Forever

Noticias Relacionadas